Canal RSS

ESCRIBIR EN TINOGASTA

ESCRIBIR  EN  TINOGASTA

Juana Águeda Acosta

Lic. Juana Águeda Acosta
Proyecto Cultural”Allpa-Súmaj” (Tierra linda)
Tinogasta. Provincia de Catamarca.

Escribir. Inefable anhelo de los que caminan con el espíritu alerta transitando senderos de inspiración e imaginación. Escribir. Intentar aferrar la esquiva palabra. Ordenar emociones. Arracimarlas. Darles vida en la blanca cuna del papel que espera desafiante y misterioso.

Escribir en Tinogasta… sinónimo de osadía y coraje. Escribir reconociéndose en el sentimiento que explota auténtico y urgente. Beberse el paisaje en sus tardes, sus noches y sus mañanas. Andar la historia de la gente, percibiendo el amor, la alegría, la tristeza, la soledad, la impotencia, la pobreza, la orfandad, la indiferencia. Y con valentía inalienable, responsabilidad señera, sin técnica alguna, escribir. Hacerlo desde el sentir y la voluntad por contar del pueblo al que se conoce, vive, sufre y celebra. Escribir desde Tinogasta y por Tinogasta, en el firme anhelo de contar a los otros lo que ya es en uno, marca indeleble, un palpitar urgente exigiendo espacio, mensaje. Decir de Tinogasta aceptando la simpleza de sus calles, su gente hermosa, sus aciertos y desaciertos. Su alta bandera cuando asume el destino de batallar el rótulo de “país interior” cansino y confundido en el conflicto que margina sueños y voluntades envejeciendo esperanzas.
Escribir en Tinogasta donde la CULTURA es una fruta que muchos buscan saborearla madura por la savia del esfuerzo personal, manos unidas, voluntad y talento al servicio del terruño.

TINOGASTA, donde un riojano de nombre Luis Taborda llegó un día con un racimo de anhelos y una pletórica alforja de sueños. Nos enseñó a mirar y querer de otra forma a nuestro Tinogasta. Un pueblo atento que una vez por año se llama “ALLPA-SÚMAJ: Semana de la Cultura” (Tierra Linda) celebrando la pertenencia a través del arte popular, simple, artesanal, con aroma a trabajo, voluntad y amor por enaltecer lo que conmueve el espíritu desde lo cotidiano y lo insondable de la inspiración. TINOGASTA donde el “Gringo “Ramón Sierralta es más poeta y más pueblo allá en el cielo de los limbos eternos crea versos para su “Coya Rezongón–libro–y los reparte en nube, cielo, espacio y silencios. Donde Don Tomás Murúa grita su tristeza porque aún no aprendimos a cuidar el algarrobo; un coplero de nombre Juan Aguirre saluda al “Gigante dormido”–leyenda regional– con coplas que brotan con la fuerza y la naturalidad del viento. Donde un soñador llamado “Kelly “Carrizo, inventa caminos y llama cada año a un “Encuentro de Escritores y Poetas” que llegan de Argentina y países limítrofes con un racimo generoso de cuentos, versos canciones. Los Artesanos con su abanderada, Alaciar Andrada tejen con hábiles manos sus sueños con hilos de poleo, mimbre, esculpen la piedra como acariciándola, soñándola forma y mensaje. Una dulce maestra jubilada: Vilma Quintar descubrió un día que ya no tenía a sus niños para educar y, asumiendo su sentimiento, lo llevó al papel y–aún más– lo convirtió en libros donde la memoria oral adquirió su valor enorgulleciéndose de lo que realmente es, en el eslabón infinito de la construcción de la cultura. Y otros siguieron su derrotero. Y así un ex docente Don Héctor Rodríguez fructificó su tiempo y se fue por el recuerdo para recuperar senderos donde el Bien común fue norte y guía de su vida construyendo por Tinogasta.

Y entonces ella, Tinogasta por momentos, es sólo una niña primorosa que se celebra con la belleza de la palabra. TINOGASTA es un pueblo que hace Cultura como un mandato natural. Y cada año una “urpilita”(paloma) de nombre Celia Sarquís con sus largos brazos culturales nos llama cada año bajo el manto de la Virgen del Valle y con un grito que por sobre algarrobos, talas, olivos y viñas, nos reúne en una “Feria del Libro “donde Tinogasta acude, como el río pletórico que va buscando el mar. Se une a otros duendes que aman los libros y pregona los sentires de esta tierra que bendice el alma generando sentimientos insondables que alimentan la pertenencia y el goce con lo propio. Y como si fuera poco un día, en alguno de los encuentros llegó un duende uruguayo, Rubén Garrido para contagiarnos su vocación de “hacer libros”. Publicar. Dar a conocer un ramillete de palabras que los tinogasteños escribíamos y acumulábamos sin atrevernos a publicar ni a contar a otros. Tinogasta que cobijó un día un arlequín llamado Héctor Aybar se hizo movimiento, tierra, viento, creación y alimentó un sueño con voluntad, trabajo, perseverancia. Ante la sordera consciente del “no se puede” sembró en el alma de muchos niños, jóvenes, el amor por la Danza. Luego extendió sus brazos a otros duendes del camino que creían en la danza como arte y expresión del sentimiento y los reunió en Tinogasta en aquel mes de enero que marcó un Encuentro de voluntades de maestros de danza, padres, alumnos y el pueblo todo; recibiendo a jóvenes y niños de todo el país, demostrando con ello que sí se puede cuando se unen voluntades. Fiesta que repitió en tres oportunidades y hoy se continúa con la actividad local de su escuela de Danza llamada “Fortín sureño” (su director provenía de esa Escuela, en el sur del país)

Tinogasta es cultura en sus músicos y cantores populares con alma acostumbrada a sentir con sencillez y autenticidad. El teatro vocacional se expresa en “Ilusiones” y “Soñar despierto”. Grupos vocacionales que, bajo la conducción de una soñadora eterna, Enriqueta “Pochita” Robles, hacen del teatro con obras de autoría propia, creando situaciones en un contexto propio, conocido, engalanado por la imaginación creadora que cuenta bellísimas historias de gente común pero con altos valores y un mensaje en los labios de actores, que son gente cotidiana que enriquece su vida a través del arte. TINOGASTA, se perfila hacia un futuro donde su gente lucha por construir, difundir y defender su cultura, buscando oportunidades para mostrarse como lo que es: pueblo y coraje.

TINOGASTA, hace Cultura a paso lento pero firme, uniendo voluntades y sensibilidades. Así nace “AVAT” (Artistas Visuales Asociados de Tinogasta) y el pincel, el lápiz, la historieta, se hacen bellas obras producidas por talentos jóvenes guiadas por maestros que saben organizar, producir y presentar “Muestras” que nada tienen que envidiarle aquellas de los grandes centros con jóvenes de brillante mirada entremezclada con la experiencia y el talento.

Mi irrefrenable empatía sabe que olvida a muchos más que le cantan a TINOGASTA. Olvido momentáneo que no significa nulidad de vuelo y trinar, sino por las trampas de la memoria y esta urgencia con que la palabra camina mi sangre. Pero a todos los que aman y hacen por TINOGASTA los abrazo con entusiasmo y vida compartiendo la senda conocida que sabe a paisaje; pertenencia, lucha y vocación por lo que es el terruño, la magia con que nos aferra y nos hace raíz contándolo, difundiéndolo enriqueciéndolo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: